Menú

Cómo comprobar que una cámara es realmente nueva

Cuerpo de la Canon EOS 90D con su caja y accesorios

Algunos fotógrafos se quejan, con razón, de que las cajas de productos fotográficos de Canon y Nikon no traigan precintos. Desconozco si con otras marcas sucede lo mismo. Esto es algo que facilita la labor en tiendas físicas, donde pueden mostrar sus cámaras o lentes a sus clientes, pero nos complica a los fotógrafos que queremos tener la garantía de que estamos comprando un producto totalmente nuevo.

No entiendo que la caja de una cámara de mil o dos mil euros -o aunque cueste trescientos- se pueda abrir sin ningún inconveniente. No obstante, hay varias comprobaciones que puedes hacer para verificar que no te han vendido como nueva una cámara que ha sido devuelta.

Fíjate en los embalajes

Los accesorios, como la correa o la batería, vienen envueltos en plásticos y cerrados con celofán. Si alguien los ha abierto previamente se nota, a no ser que haya sido muy cuidadoso. El cuerpo de la Canon 90D también llega en el interior de una funda de plástico con precinto, pero hay otras cámaras que van dentro de una bolsa de tela sin ningún adhesivo que las cierre. Asimismo, puedes fijarte en la pestaña para abrir la caja. Tal vez esté marcada y eso te pueda dar una pista de lo que vas a encontrar.

Cuando la cámara es nueva se nota. En caso contrario es probable que tenga huellas en el cuerpo o en la pantalla, que se marca con mucha facilidad. El riesgo de las compras online en tiendas físicas es que te pueden mandar una cámara de exposición, sin tú saberlo. No es lo mismo que ir presencialmente a esa tienda, donde no les va a quedar otra que decirte que solo tienen la unidad de exposición y ahí ya decides tú si te la quedas o la compras en otro sitio.

Los escaparates de las tiendas están decorados con cámaras y objetivos que quedan muy bien, pero que están expuestos al polvo y al sol. Los escaparates tienen láminas de protección ultravioleta, pero yo desde luego prefiero una cámara que no haya estado dando vueltas. Otra cosa es que la vendan a un precio más asequible por ese motivo y te puedas plantear quedarte con ella.

Una de las ventajas de comprar en Amazon está en que, al no tener una tienda física, no te mandan cámaras que han pasado de unas manos a otras o han estado tomando el sol vete tú a saber cuánto tiempo. Las dos cámaras Canon que he comprado en Amazon me han llegado perfectas. Para mí esto es una garantía que agradezco, especialmente teniendo en cuenta los precios que tienen las cámaras o lentes de calidad.

Revisa los disparos del obturador

La prueba definitiva para verificar que una cámara es nueva pasa por comprobar el número de disparos registrado en su obturador. Hay diferentes formas de hacerlo. Las mejores son las opciones en línea, donde obtienes el dato de los disparos subiendo un archivo fotográfico. Uno de los sitios más populares es camerashuttercount.com. No obstante, encontrarás otros utilizando la búsqueda «shutter count» en Google.

En cada uno de estos sitios de chequeo online verás un listado de modelos compatibles. Si tu cámara no está en alguna de estas listas la cosa se complica, pues no queda otra que utilizar alguna aplicación. Es lo que yo he tenido que hacer con mis dos cámaras. Para la más antigua utilicé el programa gratuito Canon EOS Digital INFO. Simplemente conectando la cámara te da el dato. Asimismo, te informa del número de serie y de la versión del firmware. Es una herramienta bastante simple que no hay que instalar, ya que es portable.

Canon EOS Digital INFO

Imagen: sourceforge.net

Más difícil aún me resultó la verificación en la 6D Mark II, donde el número de obturaciones solo lo puedes ver desde el programa Tornado SCF. Es gratuito y también es un ejecutable que no hay que instalar. Hasta ahí todo bien. El problema, aparte de que se trata de un software ruso -algo bastante inquietante-, son los avisos que muestran Gmail y el antivirus. Gmail directamente me bloqueaba el link de acceso para la descarga del programa. Si puede ser, lo mejor es que lo utilices en algún equipo antiguo, porque es probable que tengas que desactivar temporalmente el antivirus. Su funcionamiento es el mismo que el del Canon EOS Digital INFO: conectas la cámara y ya está.

Un par de detalles más

Estos métodos te pueden servir igualmente para ver los disparos de una cámara comprada de segunda mano. En caso de que sea nueva no entres en pánico si el resultado no es cero. En Canon, por ejemplo, algunas cámaras pueden traer dos o tres disparos realizados de forma aleatoria por el fabricante, con el fin de comprobar el correcto funcionamiento de sus productos. Te puede tocar una cámara que haya sido revisada antes de ser empaquetada, pero no eso no significa que esté usada. Simplemente forma parte del control de calidad.

Si compruebas que te han vendido como nueva una cámara ya usada que has comprado online, tienes un plazo de devolución de catorce días desde que se produjo la entrega. Sea cual sea el sitio de venta no tienes que justificar el motivo. Ten en cuenta que puedes devolver una cámara en ese plazo simplemente porque no te convenza y no deben ponerte pegas, aunque la hayas usado. El proceso de devolución será lo que cambie de un sitio a otro. En Amazon es muy sencillo, pues consiste en dejar el producto en un punto Celeritas a un coste cero. Además, te dan un mes de plazo para las devoluciones.