Menú

Cómo quitar un filtro atascado de un objetivo (sin trucos raros)

Objetivo Canon con filtro

Hace unos días me arruinó un reportaje un filtro ultravioleta que estaba condensado por dentro. La solución para acabar con la niebla que me pasó una mala jugada parecía fácil, ya que solo tenía que desmontar el filtro y darle una simple limpieza por dentro con una gamuza, pero estaba tan atascado que no había manera de desenroscarlo. No me había ocurrido nunca, ni la condensación ni encontrarme con problemas para quitar un filtro.

Para resolver el inconveniente hice una búsqueda en Internet y me quedé bastante sorprendido con algunos métodos realmente inverosímiles que encontré. El más inquietante requiere un martillo y una sierra. Más desconcertante aún es leer que se trata de una solución del servicio técnico de Canon. Esto lo he visto en más de una web, aunque no sé si será cierto, me refiero a que fuese un remedio propuesto por Canon, porque fotos hay y encima con un teleobjetivo muy caro de la serie L, algo que da más escalofríos todavía. El procedimiento, como no podría ser de otra forma -teniendo en cuenta las herramientas-, acaba haciendo añicos el filtro.

Un modo de desatascar el filtro, sin destruirlo, pasa por utilizar la suela de una zapatilla deportiva. No es la solución más higiénica, pero es considerablemente más suave que la sierra y el martillo. También he leído que el desenroscado es más fácil si colocas la lente durante unos minutos en el congelador. Cuidado con este tipo de trucos, porque el cambio de temperatura al que sometes al objetivo es muy brusco, especialmente en verano, tanto al insertarlo en el congelador como al extraerlo. No sé si esto da resultado, pero no es mi intención probarlo.

Lo que sí que parece que funciona es usar una chancla. Con la parte superior de la misma haces presión sobre la lente y desenroscas. Es bastante simple. Como ahora es invierno y no tengo chanclas a mano -solo tengo por aquí el martillo y la sierra-, utilicé un método aún más fácil con el que salió rápidamente el filtro. Con unos guantes de látex, de los que sirven para limpiar, la extracción del filtro fue instantánea, sin necesidad de ejercer demasiada fuerza.

Guantes de limpieza de látex

Tanto si empleas una chancla como los guantes, la clave está en amortiguar. Los guantes de limpieza tienen un cierto grosor que ayuda. Los considero el método más cómodo, sea verano o invierno. Y es indoloro, sobre todo comparado con otras opciones. Supongo que con una radial o tirando el objetivo desde un noveno piso también puedes quitar el filtro, pero esta es una forma rápida y sencilla de resolver el problema.