Menú

Zhiyun Molus X100

4.5

Zhiyun Molus X100

Nuestra valoración
Nota: 4,5 / 5
Ventajas
  • Innovador diseño.
  • Temperatura regulable.
  • Portabilidad.
  • Funcionamiento silencioso.
  • Manejo sencillo.
  • Batería opcional (incluida en sus paquetes Combo y Pro).
Desventajas
  • La versión estándar no trae el adaptador para Bowens.

Review

1. Introducción

El Zhiyun Molus X100 es una luz COB de innovador diseño, que se sitúa entre medias de los otros dos focos de la serie Molus, el G60 y el G200, en precio y prestaciones. Es muy compacto, lo cual es una ventaja para su transporte y almacenamiento. Además, lo puedes utilizar en espacios pequeños, como una habitación en casa.

Para mantener a raya el precio, Zhiyun ha prescindido de funciones RGB y efectos de iluminación. Los efectos son bastante comunes en luces continuas y algún videógrafo los echará de menos. Este producto de Zhiyun, dependiendo de los accesorios que incluya, se comercializa en tres paquetes: Estándar, Combo y Pro. Los dos últimos tienen un precio considerable. Esto se debe, en buena medida, a que incluyen una batería que va acoplada en uno de los laterales del foco.

2. Potencia y temperatura

Proporciona 100 W de intensidad de salida. Su brillo en lux sin reflector es de 3.881, a 1 metro de distancia y una temperatura de 4.300 K. Con esas mismas condiciones, pero utilizando un minirreflector de Zhiyun aumenta hasta 17.317 lux.

Aporta una buena potencia, adecuada para grabaciones en distancias medias y cortas, por ejemplo, en entrevistas. También es idónea para fotografía de retratos, productos y sujetos estáticos. No ofrece la intensidad lumínica de un flash de estudio, de modo que te obliga a emplear velocidades de obturación más lentas, que no congelan tanto la imagen, y para exteriores no es suficientemente potente. Sin embargo, es más sencillo de manejar que un flash y ves el resultado de la incidencia de la luz de forma inmediata. Además, evita el destello, que puede molestar a niños o mascotas.

La temperatura de color se puede variar desde la calidez que da a 2.700 K hasta una luz muy fría de 6.500 K. Esto te permite crear escenas, aun sin tener efectos de iluminación, que no están incluidos en ninguno de los modelos de la serie Molus. Este X100 brinda el mismo nivel de precisión cromática que su hermano mayor, el G200, con un CRI ≥95 y un TLCI ≥97.

3. Configuración

La potencia de salida se establece de 0 a 100 %. La precisión es del 1 % girando el dial que regula este ajuste. Si en vez de girarlo lo pulsas, la configuración es más rápida y menos precisa, pues vas saltando por varios niveles de intensidad preestablecidos. Lo mismo pasa con la temperatura de color. En este caso, los intervalos con el giro del dial son de 100 K.

Funciona con los modos normal, live y music. Este último fue uno de los aspectos que más me sorprendieron de la revisión del Molus G200. Al activar esta función, la luz se sincroniza con el ritmo de la música, con la ayuda del micrófono integrado en uno de los costados.

Es posible controlar remotamente los ajustes, mediante la aplicación para el móvil ZY Vega. Si te resulta más cómodo que realizarlos desde los diales del foco, por medio de comunicación bluetooth puedes variar el brillo o renovar el firmware.

4. Diseño y construcción

Los diales tienen una ubicación inusual en uno de los laterales. En la parte de atrás hay un botón rojo de encendido y una pequeña pantalla, donde destacan los niveles de temperatura de color y potencia. La pantalla también muestra otros datos como el modo activo o el tipo de alimentación.

Parte posterior del Molus X100

Cada producto de la serie Molus tiene un diseño diferente. No se parecen ni entre sí ni a otras luces continuas. Está claro que Zhiyun trata de no ser una marca más dentro de un concurrido mercado. En realidad, es lo que buscan todos los fabricantes, pero solo algunos lo consiguen. La apariencia de este modelo resulta muy actual, con su cubierta en color negro, transparente por delante, donde destaca la inscripción de las siglas X100.

El foco está mayormente construido con plástico. Aunque su carcasa no tenga la solidez que da el metal, el producto está conformado con buenos materiales. Utiliza la montura ZY de Zhiyun, compatible con los modificadores de la marca. En las versiones Combo y Pro viene un adaptador para montura Bowens, que de paso sirve de soporte, pues se puede acoplar a un trípode. Asimismo, dispone de una palanca para variar la dirección de salida de la luz y de una entrada para paraguas. Me parece un error que este adaptador no forme parte del paquete básico.

El peso es de solo 385 gramos y es tan pequeño que coge en la palma de la mano. No llega a la compacidad ni a la ligereza del Molus G60 -algo lógico al ser más potente-, pero se aproxima bastante.

Se alimenta por tres medios diferentes: conectado a un enchufe, mediante carga rápida PD -para la que trae un puerto USB tipo C-, y con la batería de 2.600 mAh incluida en los paquetes Combo y Pro. Esta fuente de alimentación tiene una cubierta de metal y un indicador de carga. Aparte de permitirte trabajar sin cables por el medio, sirve de empuñadura. Tarda en cargarse de dos horas y media a tres. Su autonomía a plena potencia es de 30 minutos.

Batería

Este Molus X100 integra el sistema de refrigeración DynaVort de la marca. Dispone de una amplia superficie cubierta por rejillas de ventilación, sobre todo en la parte posterior, desde donde se ve el ventilador interno, que apenas es audible. Debes tener en cuenta, eso sí, que la carcasa del foco se calienta bastante en usos prolongados.

5. Accesorios

Como decía en la introducción, los accesorios cambian dependiendo de la versión. La básica trae un minirreflector, un adaptador de corriente, una funda para este adaptador y una correa de sujeción. El paquete Combo incluye, además, un adaptador para montura Bowens, una batería y una funda. El kit Pro añade una pequeña ventana de luz. Lo menos práctico es que algunos accesorios, como el adaptador de montaje, no entran en el maletín de almacenamiento. Las instrucciones están en inglés y chino.

Funda de almacenamiento

Características

  • Dimensiones: 14,4 x 9,4 x 3,6 cm.
  • Dimensiones (batería): 5,2 x 9,4 x 6,1 cm.
  • Peso: 0,38 Kg.
  • Peso (batería): 0,43 Kg.
  • Potencia: 100 W.
  • Temperatura de color: 2.700-6.500 K.
  • Efectos de iluminación: no.
  • CRI: ≥95.
  • TLCI: ≥97.
  • Control inalámbrico: bluetooth.

Opinión final

4,5 estrellas

Zhiyun aún no es una marca demasiado conocida dentro del ámbito de la iluminación para vídeo y fotografía. Por eso, se podría esperar que buscara competir en precio, al igual que hacen otros fabricantes chinos. Sin embargo, aunque con este dispositivo han intentado ajustar el precio, su fortaleza no va por ahí. Esta es una luz continua con una compacidad superior a la media, que da la posibilidad de utilizar una batería de la propia marca. Algunos focos de otros fabricantes permiten sistemas de alimentación alternativos a un enchufe, pero necesitan baterías externas que tienes que buscar y no siempre dan el resultado esperado.

Una pega que se le puede poner al Molus X100 es que no integre efectos de iluminación. Aunque la desventaja que básicamente tiene es que su versión estándar no incluya el adaptador de montaje Bowens.

Entre sus puntos fuertes está su diseño, que podrá gustar más o menos, pero es realmente singular. También destaca por su capacidad para regular la temperatura de color, por el silencioso funcionamiento de su ventilador -que es casi imperceptible-, y por la portabilidad que le proporcionan sus reducidas dimensiones y un peso muy liviano, incluso con la batería incorporada. Otra ventaja está en su fácil manejo, ya sea con su doble dial o desde su aplicación para el móvil. Adquiriendo el paquete Combo o el Pro aporta una batería que permite su uso en sitios donde no haya enchufes cerca y, además, amplía la superficie de sujeción.