Menú

Neewer CB60 RGB

4.5

Neewer CB60 RGB

Nuestra valoración
Nota: 4,5 / 5
Ventajas
  • Relación calidad-precio.
  • Temperatura de color regulable.
  • Control remoto intuitivo.
  • Ventilador apenas audible.
  • Diseño en tres colores.
Desventajas
  • Nada destacable para su precio.

Review

1. Introducción

Continúo el análisis de la serie CB de Neewer con un producto que, por su denominación y diseño, es fácil confundir con el CB60 de 60 W y el de 70 W. Le diferencian, aparte de sus siglas RGB, algunas características importantes. Una de las más significativas es su capacidad para regular la temperatura de color, superando así la principal limitación de los otros modelos CB60. Además, permite variar la tonalidad y la saturación.

Dentro de la gama CB hay dos opciones de potencia superior, el CB100 y el CB150, pero no dan la posibilidad de modificar la temperatura o el tono. Decantarse por una de estas alternativas o por el CB60 RGB depende de las prioridades de cada uno.

2. Potencia y temperatura

Esta fuente de luz depara con sus 70 W un brillo de 18.000 lux a 1 metro, según Neewer. No tiene demasiada intensidad, sin embargo, es suficiente para cualquier estudio corriente o espacio no muy grande, donde no haya demasiada distancia entre el foco y el sujeto. Está diseñado para su uso en interiores, pues va conectado a la corriente.

La temperatura de color se regula a través de un intervalo de 2.700 a 6.500 K. El fabricante no da el valor de la estabilidad. Entre los datos relacionados con la precisión que sí ofrece, están los relativos a la reproducción del color y se trata de buenos valores. En concreto, el CRI es mayor de 97 y el TLCI superior a 98.

3. Configuración

Las diversas configuraciones se establecen desde el cuadro de mandos del foco o remotamente. El rango de potencia lumínica va de 0 y al 100 % y, aparte de la temperatura de color, es posible compensar los valores de rojo y verde. Asimismo, este Neewer permite determinar la tonalidad en una escala de 0 a 360 grados. Esto determina en gran medida el color de salida de la luz, que se puede perfilar, aún más, con el ajuste de la saturación, entre el 0 y el 100 %.

Junto a todas estas configuraciones, brinda 17 escenas preestablecidas, con efectos de iluminación tan diversos como luz de vela, fiesta, fuegos artificiales o bombilla estropeada. Por imaginación que no sea.

Otros modelos de la serie CB traen un mando a distancia para el control remoto, una operación que en este dispositivo se realiza desde el móvil. Hay una aplicación de Neewer, con soporte para iOS y Android, que proporciona conexión bluetooth, con un alcance máximo de 20 metros. Este sistema, denominado Infinity, admite la regulación de hasta 255 dispositivos por grupo y 8 grupos, y no se limita a los ajustes de salida, ya que también da soporte para la renovación del firmware.

Alternativamente al bluetooth, es posible el control inalámbrico por medio de una frecuencia de radio de 2,4 GHz. Esta comunicación integra 100 canales y llega hasta una distancia de 100 metros.

4. Diseño y construcción

El diseño del CB60 RGB sigue la línea de la gama CB de Neewer, aunque su panel de control es distinto. La pantalla mantiene el fondo de color negro, pero su tamaño es más reducido, porque en este foco RGB el número de botones es mayor y había que dejarles espacio. Hay una fila de cinco bajo la pantalla, otro más para seleccionar el modo de control remoto, a la izquierda de la entrada de corriente, y se mantiene el dial de otros modelos.

En esta luz continua la configuración es más compleja. Resulta más rápido e intuitivo realizarla desde la aplicación para el móvil.

Pantalla del CB60 RGB

El producto está bien construido, con oportunos detalles como el mango que trae en la parte posterior, un elemento muy funcional no incluido por algunos flashes de estudio. Cuenta con montura Bowens y con una cubierta de aleación de aluminio, que disipa bien el calor con la ayuda de diversas ranuras distribuidas por distintos sitios de la carcasa. El ventilador interno es lo suficientemente silencioso para no interferir en la grabación de vídeos.

Al igual que el CB60 de 70 W, está disponible en azul, gris y negro. No tiene un terminal USB para renovar el firmware, porque esta operación se hace de forma remota desde el móvil, como decía antes. El soporte incluye una entrada para paraguas o ventana de luz -accesorios que ayudan mucho a suavizar la iluminación-, y una palanca que aporta una rotación vertical de 180 grados.

5. Accesorios

Viene con un reflector estándar, un tapón protector y un cable de corriente de casi 4 metros. Las instrucciones, traducidas al español, son concisas y están bastante bien explicadas.

Accesorios del CB60 RGB

Características

  • Dimensiones: 24 x 12,5 x 16 cm.
  • Peso: 1,73 Kg.
  • Potencia: 70 W.
  • Temperatura de color: 2.700-6.500 K.
  • CRI: >97.
  • TLCI: >98.
  • Control inalámbrico: radiofrecuencia y bluetooth.
  • Alcance: 100 m (radiofrecuencia) / 20 m (bluetooth).
  • Grupos: 8 (bluetooth).
  • Canales: 100 (radiofrecuencia).

Opinión final

4,5 estrellas

Esta completa fuente de luz de Neewer ofrece muchas funcionalidades y, además, está bien diseñada y construida. No le veo ninguna desventaja propiamente dicha en relación a su precio, pero algunos videógrafos y fotógrafos pueden echar de menos algo más de potencia. Otros tal vez acusen la falta de una batería que permita su uso en exteriores.

Entre sus principales ventajas cabe destacar lo fácil que es de manejar desde el móvil, un funcionamiento bastante silencioso de su ventilador, su disponibilidad en tres colores diferentes y, por supuesto, su comentada variedad de controles para regular la temperatura y el tono de salida de la luz. Asimismo, presenta un buen equilibrio entre coste y prestaciones.